Blogia
incursiones

SEMANA SANTA

Lo que se celebra en realidad es la Consagración de la Primavera (muy bien escenificada en el ballet de Stravinsky basado en ritos paganos rusos) y tal consgracción obedece a un ciclo de sacrificio - muerte - resurrección. Es lo que el antropólogo británico Frazer llama "sacramento de las primicias", del cual existen testimonios en todas las culturas del mundo. Nos encontramos con un sacrificio catártico cuyo objetivo es limpiar y expiar todos los pecados. En determinadas zonas de la India se enjaulaba un mono langur al que todos los habitantes de la aldea le contaban sus pecados, los pecados se transmitían al animal y sacrificándolo se producía una limpieza general y un estallido de pureza primaveral.

De la Semana Santa católica existen precedentes en los cultos mistéricos del Imperio Romano, de los cuales el mas representativo era el del dios Atis, hijo de Cibeles. Atis representaba la vegetación y todos los equinocios de primavera durante una semana tenían lugar los festivales dedicados al martirio, muerte y resurrección de dicha divinidad.

El día equivalente al Domingo de Ramos se llamaba Canna intrat. Se iniciaba con un desfile desde el Palatino de los componentes de las principales cofradías destinadas al culto del Dios Attis, los canéforos (portadores de cañas) y dendróforos (portadores de ramas) Representación de la Pasión entonando cánticos conmemorativos de la historia de Attis, cánticos que encendían los ánimos de los seguidores, lo que nos hace recordar nuestras famosas saetas.

El 16 Marzo tenían lugar las Nesteia, un día de abstinencia de pan y vino, de pescado y de carne de ave, acompañado de la meditación sobre el dolor de la Madre, se parece al viernes de Dolores.

La procesión del 22 Marzo se llamaba Arbor intrat, consistía en una Procesión en la que se sacaba el Pino Sagrado (sustituido mas tarde por la Cruz, aunque la cruz es también un símbolo que significa larga vida, como la cruz egipcia,) adornado con cintas color magenta, violetas e imágenes de Cibeles y Atis.

Al día siguiente, el 23 Marzo se celebraba el Dies Maeroris, día de luto y duelo por la caída del Joven Attis, acompañado por alaridos y golpes de timbal.. Siguiendo la tradición de la Grecia Antigua, los Sacerdotes de Marte, los Salios, desfilaban al ritmo de sus trompetas sagradas y saltaban haciendo entrechocar sus escudos ceremoniales. ¿No nos recuerdan los Romanos de las procesiones? Seguida por una gran procesión de Coribantes.

El equivalente a nuestro Viernes Santo se celebraba el 24 Marzo y se llamaba Dies Sanguinis. El Archigalli (Sumo Sacerdote) danza frenéticamente en torno al Pino Sagrado y al ritmo de los címbalos se flagela con un látigo de cuero guarnecido con pequeños huesos hasta desgarrarse la piel. Los fieles lo imitan al ritmo de un son ensordecedor: se golpean el pecho con piñas, y como ofrenda derraman su sangre en el Árbol Sagrado emanada de los cortes que se infligen en brazos y manos. Los Galli o Coribantes aprovechan esta ocasión para tomar los votos, castrándose con piedras de pedernal y ofreciendo su sangre a la diosa Cibeles. Se conmemora la aflicción de Attis, esposo y a su vez hijo de Cibeles, que se emasculó en acto de sacrificio.

El Domingo de Resurrección se celebraba el 25 Marzo y se llamaba Hilaria, fiesta de regocijo y alegría en honor a Attis, muerto como hombre y renacido esplendorosamente en el tercer día como una mujer, nueva hija de la Divina Madre Cibeles.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres